• Today is: Miércoles, octubre 16, 2019

  dentistas en torremolinos

Cómo salir de un fichero de morosos con la nueva LOPD

lista_morosos-612x344
admin
septiembre28/ 2019

Las personas físicas están en su derecho a conocer en cualquier instante si en los archivos aparecen datos relativos a ellas (derecho de acceso), y a pedir su supresión si son incorrectos o bien su tratamiento no se ajusta a la legalidad (derecho de cancelación). Para asegurar el derecho de cualquier persona a sostener el control de sus datos personales, la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) reconoce lo que llama derechos ARCO. El acrónimo resulta de la unión de estas iniciales:

  • A/Acceso: El derecho por el que toda persona para conseguir información sobre el empleo que se dan a sus datos de carácter personal. El origen de los datos, como el tratamiento de exactamente los mismos han de ser informados al perjudicado.
  • R/ Rectificación: Derecho a que se alteren o bien corrijan los datos que no sean adecuados o bien estén incompletos.
  • C/ Cancelación: Derecho a demandar la exclusión de todos esos datos que no son perfectos o bien son superfluos.
  • O/Oposición: Cualquier persona está en su derecho a oponerse a que sus datos personales sean tratados.

De conformidad con estos derechos, si tus datos personales están contenidos en algún archivo de deudores puedes consultarlos y efectuar cualquier reclamación relacionada con ellos.

Ficheros de deudores en España existen muchos, más de cien. Por refererir los más habituales están los que administran en Asnef, Experian Bureau de Crédito o bien RAI, limitado, este último, a las personas jurídicas. En todo caso, para saber si figuras o bien no en alguno de ellos, no debes ejercitar este derecho frente a la Agencia De España de Protección de Datos, AEPD, pues no tiene esta información. El procedimiento es dirigirse “al titular del tratamiento en que tus datos hayan sido incluidos ejercitando el derecho de acceso”.

Figurar en alguno de estos archivos tiene consecuencias, tanto reputacionales como en el momento de acceder a un servicio bancario o bien, sencillamente, registrar una línea telefónica. De ahí que resulta conveniente desaparecer de estas listas desde el instante en el que saldas la deuda. Cuando menos de esta forma habría de ser mas, conforme la organización de usuarios OCU, “entrar es simple, mas no lo es tanto salir”. Tampoco hace falta amontonar grandes deudas para entrar a ser parte de estas listas. Ignorar el pago de una factura telefónica que supere los cincuenta euros puede ser causa suficiente.

 

Conforme a la nueva LOPD

Por otra parte, la entrada en vigor de la nueva LOPD introdujo algunos cambios en esta clase de archivos. Conforme publica Lola Maestre, en un artículo publicado en la página web del bufete de abogados Cysae, la nueva ley “considera que el tratamiento de datos personales incluidos en los archivos de deudores va a ser legal siempre que se cumplan una serie de requisitos:

  • Debe existir, anteriormente a su inclusión, una deuda cierta, vencible, exigible y que haya resultado impagada.
  • La existencia o bien cuantía de la deuda no puede haber sido objeto de reclamación por el deudor bien por la vía administrativa o bien judicial o a través de un procedimiento alternativo de resolución de enfrentamientos.
  • Los datos han de ser facilitados por el acreedor o bien por quien actúe por cuenta o bien interés de este.
  • El acreedor debe haber informado al deudor de la posibilidad de la incorporación de sus datos en esta clase de archivos en el requerimiento anterior de pago.

“Además, solo van a poder incluirse en los archivos de deudores los datos personales del deudor que sean rigurosamente precisos para valorar la solvencia económica del mismo”, aclara.

 

Cómo salir de morosos

A pesar de los requisitos referidos, hay que decir que no siempre y en todo momento se cumplen. La organización de usuarios advierte de que muchas de las “inclusiones se efectúan sin que haya una deuda de por medio” y de que no son inusuales “los casos de usurpación de personalidad, de contrataciones fraudulentas por las que pagamos el pato”. En el caso de localizarte en uno de estos supuestos, ya antes de demandar la cancelación de los datos debes denunciar en la policía.

Más tarde, puedes pedir la baja en el archivo al titular del mismo que dispone de treinta días para dar una contestación y hasta un par de meses en determinados casos. Todavía en este segundo supuesto, va a deber haberte informado en esos primeros treinta días, si no lo hace, puedes denunciarlo frente a la Agencia De España de Protección de Datos (AEPD).  También, si la inclusión es incorrecta, puedes demandar por la vía judicial una indemnización por los daños causados.

Si la deuda es real, una vez satisfecha debes pedir la cancelación de tus datos demandando tu baja a la compañía responsable del archivo y anexando el documento de identidad o bien documento equivalente y un copia del documento que acredite el pago.

Para finalizar, rememorar asimismo que la nueva LOPD redujo el plazo de 6 a 5 años de permanencia máxima en el archivo, lo que no significa, recuerdan en Icired, “que la deuda se extinga” puesto que el deudor puede continuar demandando el dinero. Lo que “caduca es el periodo de visibilidad de la deuda”.

 

 

admin