• Today is: Martes, noviembre 13, 2018

  dentistas en torremolinos

¿Sabes quién fue Alonso Palmero?

alonso
Jose Manuel Bielsa
noviembre28/ 2017

Alonso Palmero fue el primer alcalde cristiano de Benalmádena.

El rey Fernando El Católico, mediante carta de privilegio del 08 de Noviembre de 1.491 encargó a este vecino de Écija (Sevilla) que repoblara el municipio con 30 cristianos viejos y sus familias al haber quedado deshabitado tras su toma y segundo arrasamiento por parte de las tropas cristianas en 1.485, dado que con anterioridad la aldea musulmana ya había sido incendiada por Enrique IV de Castilla en 1.456.

Palmero, que aparece mencionado como escudero (o peón) entre las tropas cristianas que toman la provincia en la segunda parte de las “Conversaciones históricas malagueñas”, libro del presbítero Cecilio García de la Leña, publicado en 1.792, se enfrentó a un proceso de repoblación del municipio que no careció de dificultades: Una serie de sequías entre 1.504 y 1.508, la inestabilidad de la costa, escenario de incursiones de piratas de Berbería que causaron no pocos estragos y desgracias a aquellos primeros repobladores como mínimo hasta 1.560, el reparto de las tierras entre los colonos, que provocó enfrentamientos entre ellos (e incluso un crimen) y la marcha de algunos, como Diego Delantero (apodado así por ser cojo), arrepentidos ante la dureza de las condiciones de vida, o un devastador terremoto, hicieron que hasta bien entrado el siglo XVI no se pueda hablar de una población medianamente estable en la localidad.

Este primer alcalde del municipio, que curiosamente procedía de Écija, el mismo lugar en el que fueron vendidos como esclavos los anteriores pobladores musulmanes de Benalmádena, recibió también la concesión de un sitio de colmenar donde se sitúa el actual Arroyo de la Miel, no lejos de las tierras que le fueron concedidas a Lope de Aponte, quizá de origen gallego a tenor de su apellido, o a Esteban Sánchez de Badajoz, nombres de otros dos de los primeros pobladores cristianos de Benalmádena, que tuvieron que convivir con unos 22 moriscos traídos de Mijas probablemente para acometer las labores generales de reconstrucción.

Así, durante el tiempo en que fue primer edil, Palmero acometió la reparación del castillo de Benalmádena, que estaba en ruinas. La construcción de 5 torres y sus bóvedas, la edificación de adarves, de su propia casa, como alcalde, y de un torreón nuevo en los arrabales de la muralla que rodeaba al pueblo, además de una entrada con su puerta y otra torre sobre la puerta de la villa que sale hacia la sierra. A pesar de que apenas concluyó ninguna de estas tareas, recibió por ello durante dos años unos 30.000 maravedíes.

En la misma línea y con la finalidad de reforzar el sistema defensivo de la costa, se le ordenó al alcalde reconstruir las tres torres vigías del municipio y bajo su gobierno tuvo lugar el reparto de tierras entre los primeros repobladores, además de la construcción de la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, quizá única obra que vio terminada de cuantas se le encomendaron y que se realizó sin reutilizar la mezquita, a diferencia de otros pueblos.

Cabe señalar que la iglesia de Santo Domingo de Guzmán que hoy se puede visitar no es la construida durante su mandato, dado que un terremoto acaecido décadas más tarde la tiró abajo.

El alcalde, fallecido en 1.496, sin llegar a completar tampoco la repoblación que se le había encomendado, nombró en su testamento sucesor a su hijo, Melchor Palmero, que se encontraba en Burgos, por lo que entretanto nombró teniente de alcalde a su cuñado Juan de Villaldo que, en 1.501, tuvo que hacer frente a una revuelta mudéjar que bien pudo poner al pueblo en un brete.

LA ESCULTURA

La representación del alcalde Alonso Palmero que está emplazada en la benalmadense Plaza de los Castillejos, es obra de Francisco Javier Galán Domingo. Escultor madrileño nacido en 1968. Galán es autor de más de una treintena de obras distribuidas por diversos puntos del país, entre ellas la de Félix Solesio, fundador de Arroyo de la Miel.

Entre sus obras más destacadas se encuentra una escultura de Teresa de Jesús que se encuentra en el Monasterio de San José y de Nuestra Señora de la Calle (de las carmelitas descalzas), en Palencia.

Jose Manuel Bielsa