• Today is: sábado, noviembre 28, 2020

 

¿Para qué sirve una cabina de audiometría?

admin
julio28/ 2020

En alguna ocasión seguro que has ido a un reconocimiento médico por una situación laboral o simplemente para la renovación del permiso de circulación o para la renovación para la licencia de armas. Nos han metido en una especie de caja donde nos han puesto unos cascos y cada vez que escuchábamos un ruidito teníamos que hacer una señal al médico que nos lo estaba haciendo. Pues bien, esa caja se llama cabina de audiometría y consiste en buscar para cada frecuencia la intensidad alcanzada del umbral de audición en la persona en cuestión.

Cuando nos hacen una prueba audiométrica, el resultado viene reflejado en una gráfica con cuadrantes, de manera que los picos de los resultados se van uniendo hasta conformar una línea irregularmente curva y así se puede evaluar en comparación con una línea de referencia normal. Ni que decir tiene que dentro de esa referencia “normal” hay unos parámetros de los normoyentes.

El oído muestra una sensibilidad diferente auditiva para cada frecuencia y para los distintos umbrales de presión sonora. La cabina de audiometría debe estar perfectamente equilibrada mediante revisiones anuales obligatorias.

La perdida auditiva

Vamos a enumerar algunas pistas para saber si sufres pérdida auditiva. En algunos casos la sordera se presenta de manera repentina, otras veces es por alguna malformación o incluso por algún problema genético. De manera habitual la sordera se va a ir manifestando poco a poco y como tal no va a dar la cara hasta que no sea del todo evidente. Esto último va a ser el motivo por el que debemos cuidar la salud auditiva y hacer pruebas de manera periódica en función del consejo de nuestro médico de cabecera, lo que queremos evitar con estas pruebas periódicas es que la sordera se convierta en irreversible.

  • Vamos a ir observando como unos vocablos se escuchan de manera más definida y más clara que otros. Por ejemplo, la “a” se va a escuchar con mayor nitidez que la “s” que requiere menos intensidad en su pronunciación.
  • De repente nos damos cuenta que nos cuesta seguir una conversación completa, hemos perdido el hilo sobre todo cuando hay un ambiente ruidoso alrededor.
  • Empiezan a generarse zumbidos y pitidos en el oído suele ser una patología muy molesta y evita que el paciente pueda concentrarse.
  • Y de repente notas que tienes que subir en exceso el volumen ya sea televisión radio o el altavoz de tu móvil.

La pérdida auditiva se puede producir por otros factores externos como una exposición prolongada de sonido excesivamente fuerte, hay ciertas profesiones que obligan a sus empleados a utilizar durante todo el tiempo unos cascos para la prevención y el cuido de los oídos.

Etiquetas: ,
admin
Publicidad
Agencia SEO Málaga

Publicidad


cartas digitales para restaurantes