• Today is: Martes, julio 23, 2019

  dentistas en torremolinos

Los edredones son más que un elemento de decoración

edredon
Jose Manuel Bielsa
octubre19/ 2017

Si hay un elemento que no puede faltar en las camas de la mayoría de las familias europeas es el edredón.

Ya sea para darle un toque de elegancia a la habitación o combinarlo con la decoración de la misma, este accesorio resulta imprescindible hoy, sobre todo cuando las temperaturas descienden. Más que para decorar, estas piezas cumplen una función elemental, calentarnos y hacernos sentir cómodos.

Nadie sabe a ciencia cierta quién los creó pero sin duda alguna ha sido una de las mejores invenciones del ser humano. Los edredones marca Cañete son un claro ejemplo de ello pues brindan todas las bondades que un buen edredón debe tener: comodidad, tamaño, calidad y sobretodo que ayude a conservar el calor bajo el.

El funcionamiento de los edredones

 En los países nórdicos se suele ubicar el origen de los edredones que hoy en día conocemos. Aunque son varias las regiones que luchan para hacerse con este invento, lo cierto es que surgió en alguna zona donde el frío representaba un problema para vivir cómodamente. La necesidad de obtener calor era una prioridad y de allí se explica el funcionamiento de los mismos.

Antes de pensar en utilizarlos como ropa de cama que combinara con el resto de la decoración de la habitación, el edredón era una funda rellena de plumones y plumas provenientes del mundo animal. La idea inicial era imitar al mundo salvaje, pues algunas especies de aves lograban aislar el frío y la humedad gracias a sus plumas así que ¿por qué no serviría esta misma solución en nosotros?

De las aves a los edredones marca Cañete

 Atrás quedaron los orígenes de este accesorio. Hoy en día los fabricantes de edredones no usan solo plumas para rellenar estos. Materiales como el algodón, la lana, la seda y hasta fibras sintéticas han llegado para dotar de resistencia y mayor aislamiento al frío estas coberturas para camas.

Los edredones de fibras sintéticas, por ejemplo, son recomendados para aquellos que sufren de reacciones alérgicas a las plumas, mientras que materiales como el algodón ofrecen ventajas a nivel de precios. Cada material utilizado tiene una razón de ser, pero la calidad no se ve afectada.

De la tienda a la comodidad de su hogar

 Así cómo los materiales han evolucionado, los métodos para comercializar edredones también. No fue sino hasta el siglo XX que estos fabulosos protectores del frío empezaron a ser distribuidos en Europa y por supuesto, su éxito no se hizo esperar.

Hoy en día resulta impensable no tener uno de estos edredones marca Cañete en casa y gracias a las facilidades de las nuevas tecnologías es más sencillo conseguir un buen diseño y adquirirlo en catálogos digitales y tiendas en línea.

Si te preocupa su mantenimiento, no tienes nada que temer. El material del que está hecho el edredón es colocado dentro de una funda protectora que permite que esté limpio por un tiempo prolongado y su relleno no acumule polvo. De hecho, dependiendo del material, los edredones pueden tener una vida útil de hasta 10 años, lo suficiente para darse cuenta que es una excelente inversión.

Etiquetas: ,
Jose Manuel Bielsa