• Today is: Miércoles, agosto 15, 2018

  dentistas en torremolinos

La revolución de los edificios inteligentes está cada día más cerca

edificios inteligentes
admin
enero25/ 2018

El proceso de urbanización esta cada vez más en auge, cada vez es más frecuente el éxodo  de las zonas rurales, hacia las ciudades, según varios estudios es posible que en 2030 más del 60% de población se encontraran en zonas de ámbito urbano. Esto implica un crecimiento agudizado de las ciudades, que conlleva además un crecimiento  en residuos, mala calidad del aire.

 

¿Cómo afrontar este problema?

Una de las soluciones para afrontar este problema, es condicionar la vida de los ciudadanos, por ejemplo para poder solucionar los problemas de transporte que  se incrementan cuando la contaminación de aire alcanza altos niveles.

Para ello la solución es tomar medidas preventivas poco agresivas y fáciles de implementar en las ciudades, sin crear una situación caótica entre los ciudadanos, suelen ser a medio largo plazo y se valen de herramientas analíticas para establecer predicciones fiables.

 

Tecnología como método de ayuda

La tecnología, se presenta como la salvación a estos problemas, no solo como fuente de información para hacer estudios, sino también como  la ayuda a medir la contaminación del aire, poder generar aire limpio en los hogares, etc.

Recordemos que un problema como la contaminación, es la causante de millones de muertes al año en todo el mundo.

Por ello la implementación de edificios inteligentes en las grandes ciudades podría ser clave para mejorar la calidad de vida en las urbes. Así como también comenzar a crear un nuevo patrón en el diseño de urbanización actual, de cara a la urbanización de nuevas zonas sin construcción o la remodelación de las existentes.

En cuanto a temas de seguridad un edificio inteligente, puede no solo implementar la seguridad en cada una de las viviendas, sino la propia del edificio frente a actos vandálicos o ilícitos. Ayudar y mejorar la calidad de servicios técnicos y actuar frente a sucesos fortuitos, como inundaciones, explosiones e incendios de una forma precoz.

Por ejemplo en lugares donde la actividad sísmica puede ser alta cómo es el caso de Japón, la tecnología podría  implementar en los edificios un sistema de sensores, que ayuden a prevenir el desastre.

En cuanto al tema de energía, es de sobra conocido por todos que los edificios en general son grandes consumidores de energía. Por ejemplo un edificio de 8 plantas con 24 viviendas siempre va a consumir mayor energía  que uno con menos  habitantes, esa energía se transforma en contaminación, sin embargo, actualmente muchos edificios están tomando medidas  para frenar tanto el gasto como  la contaminación. Para ello confían en energías renovables como puede ser la sola,  que se consigue a través de la colocación de paneles solares. Especialmente aconsejables en lugares cálidos y con muchas horas de sol, como la costa del sol por ejemplo.

Ahorrar energía calorífica hace que en muchos edificios se plantee  incluso colocar cerramientos para piscinas y así poder disfrutar de ellas a lo largo del año, sin incrementar el gasto en calentadores de agua, para estas.

 

Edificios inteligentes visión global

Durante  mucho tiempo se ha creído que la solución estaba en confiar todo a los sistemas domóticos  o inmóticos. Si bien  es cierto que  este tipo den sistemas pueden facilitar la vida de cualquier usuario, no son capaces de  analizar todos los datos y es por ello que en conjunto con estos sistemas  los nuevos edificios necesiten un plus tecnológico.

Bajo este paradigma se piensa en  el concepto de ciudades  repletas de edificios inteligentes, con infraestructuras que aunque parecen sacadas de la ciencia ficción son reales y actuales.

Esto hace que los edificios se conviertan en bases de datos de toda la información que se recoge  a través de los distintos sensores, de distinto origen, para hacer un análisis  y poner a disposición de un sistema superior todos los datos recogidos. Pensando siempre en evitar situaciones de riesgo, se transforma el edificio en  un sistema de información realimentado que cambia a predictiva la instancia reactiva del edificio.

Por todo ello, es necesario  que las ciudades y en especial aquellas más grandes se sumen a la  una revolución inteligente, en su nuevo de diseño urbanizable. Implementando cada vez el modelo de edificio 4.0 autosuficiente, facilitando con ello la vida de los ciudadanos y habitantes de estos.

 

 

 

 

 

 

admin