• Today is: sábado, enero 22, 2022

 

Hablemos de empleo en Benalmádena (pero ahora en serio)

Jose Manuel Bielsa
diciembre13/ 2016

El paro es un tema lo suficientemente serio como para exigir a quienes aspiran a gobernar este municipio que se miren las estadísticas antes de hablar y se dejen de frivolidades

Benalmádena está hoy ente los cuatro municipios de la provincia de Málaga con más de 40.000 habitantes que menos desempleo registró el pasado mes de Octubre. Así. Como suena. Si bien es verdad que a los periodistas se nos suele colocar aquello de “no dejes que la realidad te estropee un buen titular”, a la vista del dato, cabe pensar que algo similar habría que decirle a no pocos políticos, entre ellos, por ejemplo, la presidenta del PP de Benalmádena, Paloma García Gálvez, a la que los hechos, los datos objetivos, le desactivan el discurso del desempleo que se “autoregaló” a primeros de Noviembre desde las páginas de un periódico local.

Hablemos claro y empecemos por el principio: No es que uno se saque este dato de la manga. Que Benalmádena está entre los municipios de tamaño medio de la provincia de Málaga que menos paro registra, lo dice el Instituto Nacional de Estadística en unas cifras que aparecen publicadas en la página web “datos macro.com” y que se recogen municipalizadas en el siguiente enlace, por si alguien tiene alguna duda y desea hacer alguna consulta.

Estos datos, que hablan de una tasa de desempleo en la localidad del 19,71%, no sólo colocan a Benalmádena en el Top 5 en positivo de este indicador a nivel provincial por delante de Antequera, de Velez Málaga, de Rincón de la Victoria, de Torremolinos, de Mijas, de Ronda, de ambos Alhaurines o de Málaga capital, sino que además revelan que el municipio tiene más de 4 puntos porcentuales menos de desempleo que hace un año, casi 5 menos que hace dos, 5,9 menos que en 2013 y hasta siete menos que en 2012.

En otras palabras, que el INE dice que en la localidad en los últimos cuatro años han encontrado trabajo casi 2.000 personas que no lo tenían. Esto, naturalmente, no significa que Benalmádena sea el jardín del Edén, ni que ya lo tenga todo hecho. Ni muchísimo menos. Queda mucho trecho.

Sin embargo, llegados a este punto conviene hacer, como mínimo, cuatro puntualizaciones: La primera que, a pesar de que nos llamen cantamañanas, en la distancia corta y contra pronóstico, somos personas que se esfuerzan por ser ecuánimes (al menos lo intentamos, no como otros), por lo que no le atribuiremos en exclusiva todo el merito del dato al grupo de gobierno actual que en año y medio ha visto el desempleo caer objetivamente hablando más de un 4%. No.

Creemos que el equipo de gobierno lo hace lo mejor que buenamente puede y así lo valoramos. Pero ojo, que nadie se confunda: También queremos pensar que quienes hoy están en la oposición, en su momento arrimaron el hombro y lo hicieron lo mejor que supieron. Viajes a Sevilla en bicicleta aparte, hablemos claro: Aquí, todos los esfuerzos, los haga quien los haga, sean del color que sean, vengan de donde vengan, si sirven para restar parados, son bienvenidos. Con el desempleado no cabe ser sectario, ni miserable.

La segunda es que todo es siempre mejorable, naturalmente, los datos del desempleo también, y que quizá siempre se puede hacer algo más, pero esto no es lo mismo que decir alegremente, como dice la ex alcaldesa de Benalmádena, “frivolités”  del estilo de que no se hace nada, de que no se tiene ni idea, o de que “se abortó” un Plan de Empleo (con el verbo abortar incluído, literal), del que hablaremos otro día y para dar a entender, conociendo el percal, que si el paro desciende, pues será cosa de la coyuntura y, naturalmente, única y exclusivamente de la mano mágica del PP de Rajoy y de Fátima Báñez, Ministra de Empleo que, a la vista de los resultados, se ha debido de hartar de ponerle velas a la Virgen del Rocío, receta incontestable contra el desempleo como todo el mundo sabe ya a estas alturas.

La tercera es que, contra lo que sostiene la ex alcaldesa de Benalmádena, a la que recomendamos que de ahora en adelante se mire las estadísticas antes de hablar, hasta Septiembre se habían firmado en el municipio más de 20.000 contratos de trabajo, casi un 14% más que el año pasado. Concretamente, 2.484 más, lo que supone un avance del 13,9% con respecto a 2015. Estos, son datos que se pueden contrastar en el portal web del Observatorio Argos para el Empleo y se pueden consultar aquí.

En consecuencia, cabe replicar a la presidenta del PP, en su manía de torcer la realidad para que se ajuste a su discurso político, que contra su “no tienen ideas para romper la estacionalidad”, se erige no sólo el hecho de que hasta Septiembre de 2016 se habían firmado más contratos indefinidos: 1.475 frente a 1.217 del mismo periodo en el año anterior, sino también que se suscribieron un punto porcentual y medio menos de contratos temporales. Lo que en mi pueblo (no sé en el de ustedes) significa que se reduce la estacionalidad. No es una panacea, evidentemente, pero tampoco un mal dato para, en fin, no hacer nada, no tener ni idea, ser un desastre total y cosas del estilo.

 Pero la cuarta y más importante de todas, es que un parado no es un argumento para inanes mentales del supermercado “Todo a 100” de la política que consumen un discurso diseñado para el coeficiente intelectual de un jardín de infancia, de lo que se desprende que sería de agradecer que algunos políticos hablaran a la ciudadanía como si fuera adulta. En la misma línea, no está de más señalar que no es tampoco es un objeto arrojadizo para el “Pim, Pam, Pum” cotidiano entre políticos que cobran del orden de 50.000 euros al año, comen caliente todos los días y lo más cerca que han estado del paro ha sido cuando han pasado frente a la puerta del antiguo INEM de calle Las Flores haciendo campaña. No. Tampoco. Ni un pretexto para hacerse cuatro fotos y decir lo primero que a uno se le ocurra.

Un parado es, ante todo y sobre todo, un ser humano que tiene un problema muy grave en su casa que merece ser contemplado con un mínimo rigor analítico, desde la óptica de la solidaridad y con escrupuloso respeto. A ver si alguien se da, por fin, por enterado y se lo aplica. Gracias.

 

Jose Manuel Bielsa
Publicidad
Agencia SEO Málaga

Publicidad


cartas digitales para restaurantes