• Today is: Domingo, julio 5, 2020

 

El canguro más triste de Málaga

canguro parque del oeste
Redactor
enero16/ 2020

Se trata del marsupial wallaby, junto a dos emús, que habitan en el zigurat de piedra del Parque del Oeste de la provincia de Málaga. La fotografía pertenece a una iniciativa ciudadana que ya se ha viralizado en la localidad malagueña.

Según los datos que no han demostrado el denunciante, esta fotografía se ha visto más de 70.000 veces por la plataforma de Facebook y compartido más de 1.500 junto con la petición de firmas, que ha superado las 8.000. Con el objetivo de apoyar el traslado de estos animales a un santuario animal o refugio, donde puedan vivir con dignidad.

La polémica sobre el estado de los animales no es algo nuevo entre los vecinos de la Carretera de Cádiz y alrededores; era un tema recurrente desde hace tiempo, ya que las quejas han ido sumándose año tras años hasta que han dado el golpe sobre la mesa.

Desde un principio el espacio zoológico supuso el rechazo por muchos malagueños, poniendo en duda la funcionalidad y el propósito real de tener a esos animales allí, sin vigilancia y sin profesionales a cargo. A parte, de un espacio dudoso para ellos.

Sonó la alarma con la muerte de uno de los canguros en el año 2014, ya que al principio había aún más ejemplares de este marsupial. Finalmente murió por el ataque de unos vándalos que le fracturaron una pata y murió por una infección generalizada.

Los vecinos comentan que el canguro no tuvo los cuidados suficientes, pues lo volvieron a introducir en la ‘zona zoológica’ aún sin recuperarse de la contusión.

Fue entonces, dos años después de la trágica muerte, en el año 2016 que el grupo político de Málaga Ahora presentó una moción ante el Ayuntamiento de Málaga para desmantelar el zoo, pero la perdieron.

El denunciante afirma que tienen apoyo  que diagnostican el penoso estado de los emús y el marsupial. Citan que “presentan conductas compulsivas y alteraciones en el comportamiento”. Además, de que ni el espacio ni el hábitat es el adecuado, ya que son especies que ni siquiera deberían convivir juntas. Algo que podría confirmar cualquier técnico.

Comentan las fuentes del denunciante, que «con tan solo estar 20 minutos se puede diagnosticar las secuelas de unos animales que vive en cautividad en un lugar que no está adaptado para ellos». «El espacio no aporta nada en cuestión de investigación animal, y se aleja de forma exponencial a unos responsables alineados con la ética animal y la moral y, lo más evidente, que no acatan al sentido común».  “Esta instalación está más en sintonía con los zoos de hace dos siglos” añade el denunciante.

Por último, también comenta la muerte de seis cisnes el pasado verano y otros acontecimientos en el parque, en el que los vecinos no han podido tener una respuesta clara por parte de los responsables de las aves. Siendo esto, un suceso más que pone en jaque la situación de los animales en el Parque del Oeste. Por el momento, el punto de mira se está dirigiendo a Limposam, el Ayuntamiento de Málaga, el Director General Medio Ambiente y Sostenibilidad y a la Concejala de Parques y Jardines.

Mientras, cada día se suman más andaluces a  la petición del traslado del canguro más triste de Málaga y los dos emús. Sería de justicia poética que al final lo lograran por todo los canguros muertos y otros animales en Australia, al menos, que uno de lo nuestros viva como se merece

Redactor
Publicidad
Agencia SEO Málaga

Publicidad


cartas digitales para restaurantes