• Today is: Viernes, abril 26, 2019

  dentistas en torremolinos

El alcalde destaca la apuesta por una política fiscal progresista durante la presente legislatura

Untitled-1
Jose Manuel Bielsa
febrero05/ 2019

“Somos el único Ayuntamiento de la provincia que aplica políticas progresistas en los impuestos municipales, concretamente en el IBI, repartiendo la carga impositiva según el valor catastral de las viviendas”, ha subrayado el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas.

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, ha destacado la apuesta por una política fiscal progresista que ha caracterizado la presente legislatura. “Hemos superado todos los obstáculos y escollos financieros que nos encontramos al acceder a la Alcaldía en 2015, y ahora el Ayuntamiento de Benalmádena ha recuperado la normalidad administrativa, fiscal y presupuestaria que nos permitirá crecer con solvencia, generando confianza para quienes trabajan con la institución, o invierten en Benalmádena, reduciendo la deuda financiera en más de 75 millones de euros y sin subir impuestos”, ha destacado el primer edil.

“Somos el único Ayuntamiento de la provincia que aplica políticas progresistas en los impuestos municipales, concretamente en el IBI, repartiendo la carga impositiva según el valor catastral de las viviendas”, ha subrayado el alcalde. Así, las subvenciones serán del 48% para aquellas viviendas con un valor catastral ya revisado menor a 60.000 euros; del 44% para las viviendas con un valor entre 60.000 y 200.000 euros; será del 38% para las que tengan un valor entre 200.000 y 450.000 euros; y del 28% para aquellas que superen dichas cantidades.

“Nuestro equipo de gobierno mantiene la progresividad en las ayudas ya que consideramos que esta subvención se hace fundamentalmente para ayudar a aquellos vecinos que tienen más problemas y menores recursos a la hora de abonar los impuestos”, ha explicado Navas.

“Se ha bajado el valor catastral de la vivienda en Benalmádena hasta un 8%, lo cual repercute en otros muchos impuestos como base imponible, y se han ajustado las bonificaciones para que quienes más poder adquisitivo tengan contribuyan solidariamente por quienes padecen mayores dificultades económicas”, ha destacado el alcalde.

“Por primera vez en Benalmádena las viviendas sociales y aquellas que se destinen al alquiler residencial de larga temporada recibirán una bonificación del 95% en el recibo del IBI”, ha puesto en valor el alcalde. Navas ha puntualizado que para las viviendas sociales ya está aprobada dicha bonificación, “y para la del alquiler residencial de larga temporada (un mínimo de 36 meses) seguimos trabajando en la modificación de la ordenanza, incluyéndola en el Plan Normativa 2019, y por ello debería entrar en vigor en los próximos meses”.

Dentro de esa política fiscal progresista, el alcalde ha citado otros hitos, como la bonificación del 75% en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica para fomentar el uso de vehículos eléctricos, o la bonificación de la tasa de basura a los hoteles que abren los 12 meses del año “y así mantienen la estabilidad laboral de su plantilla de trabajadores”.

Por último, el alcalde ha destacado que los logros en materia fiscal se han conseguido “aprobando los tres presupuestos anuales, cumpliendo además con los requisitos formales y fiscales de la rendición de cuentas al Gobierno de la nación, algo que no se realizaba desde 2012, lo que había provocado la paralización de las transferencias del estado y de la comunidad andaluza a Benalmádena, una cantidad cifrada en cerca de once millones de euros y que dejaron de estar retenidos desde el momento en que este equipo de gobierno empezó a rendir cuentas”.

Jose Manuel Bielsa