• Today is: Miércoles, mayo 24, 2017

   programa para talleres mecánicos

Maria del Carmen Prieto (C ´s):-“Si me expulsan, me parecería un verdadero escándalo”.

prie
Jose Manuel Bielsa
febrero20/ 2017

La diputada discrepante de la formación naranja en Andalucía retrata a su partido político como poco democrático, nada transparente y “convertido en  una especie de empresa”.

P- Ha sido usted apartada de su cargo de portavoz de la Comisión de Igualdad y Políticas Sociales del Parlamento Andaluz, y en octubre de 2016 la apartaron de la portavocía de Empleo, Empresa y Comercio. Sostiene que es en represalia por discrepar de la dirección de C ´s. Ahora que han pasado unos días, más en frío: ¿Lo mantiene?

R: -Totalmente. Me apartan por ser crítica con las decisiones unilaterales que toma Juan Marín, o que se toman desde Madrid o desde Barcelona. Ya no sé quién es el que toma las decisiones aquí. A pesar de que cuando se ha discrepado se ha explicado el sentido del voto en temas polémicos tantas veces como ha hecho falta. Como en el caso de la recolocación de una serie de enchufados en los entes institucionales de la Junta de Andalucía. Yo luché todo lo que pude para que se votara en contra de eso, pero al final, incomprensiblemente, se optó por la abstención. Cosas como esas hicieron que se me fuera progresivamente relegando. Con el tiempo se dejó de mostrar mi trabajo en la página web del grupo, se me dejó de hacer caso y se me dejó de escuchar. No quiero decir con esto que quiera que me echen flores, en absoluto, pero yo he hecho siempre mi trabajo y, sin embargo, creo que ha quedado oscurecido y que no ha llegado a la opinión pública porque no se ha querido.

También influye el hecho de que formo parte de una corriente crítica, Trans(C´s) parencia, lo que hace que no sean nada ecuánimes conmigo. En cualquier caso, resulta evidente que en el partido hay favoritismos y no se trata igual a todo el mundo. Recuerdo que mostré mi desacuerdo con que Juan Marín fuera invitado al palco de un derbi sevillano de fútbol, porque a esos palcos se va a hacer negocios, y me parece que no gustó nada. La nueva política no era para esto y que conste que no estoy diciendo que Juan Marín haya hecho negocios en ese palco, pero creo que no es correcto. No hemos venido a eso.

P: Ellos explican que se trata de una reestructuración por una cuestión de eficiencia, que no sabe usted trabajar en grupo y que no va a las reuniones. ¿Es verdad?

R: -Admito que no he ido a las últimas dos reuniones del grupo, quizá por que el ambiente lleva ya un tiempo enrarecido y no es fácil. En cualquier caso, siempre falta Juan Marín y no pasa nada. Hay dos diputados que no van nunca, permítame que no dé nombres, y no hay absolutamente ningún problema. Es más que evidente que hay una doble vara de medir. Lo que no pueden argumentar es que yo no he hecho mi trabajo como es debido. Se puede consultar en la web oficial del partido. La Comisión de Agricultura me la trabajé prácticamente sola y como ponente en Servicios Sociales, nadie me acompañó. Por poner dos ejemplos.

P: ¿Ha hablado con Juan Marín o con Fran Hervias este fin de semana? ¿Hay alguna novedad? ¿Cree que se puede reconducir el asunto?

R:No he habido ningún contacto. De ninguna clase. Me ignoran. Nadie me ha llamado desde hace días. La última vez que hablé con Juan Marín le llamé yo, de motu propio, y a pesar de conversar casi una hora, creo que no sirvió de nada. Yo no quiero problemas, lo único que quiero es que me dejen trabajar tranquila.

P: -¿Sabe usted que no descartan expulsarla, verdad? ¿Tiene intención de dimitir si eso fuera así?

R:Que hagan lo que quieran, ellos verán. Yo no contemplo dimitir en ningún caso. No sé qué razones van a dar para expulsarme salvo que he hecho mi trabajo, que es una cosa que se puede comprobar, y que siempre me he expresado libremente, cosa que voy a seguir haciendo. Si me expulsan del partido, me parecería un verdadero escándalo.

P: -¿Cuál es el secreto para triunfar en C´s? Lo digo porque todas las semanas hay noticias de alguna nueva expulsión o de algún militante expedientado.

R: –Pues como decía Alfonso Guerra, “el que se mueva no sale en la foto”. El problema es que hay toda una red clientelar de cargos orgánicos pagados por el partido que hacen lo que se les dice y no tienen ninguna autonomía. Gente que no tiene oficio ni beneficio alguno. Yo les llamo palmeros, si me permite la expresión. Me parece triste que un proyecto tan bonito como es C´s se haya desviado tanto y se haya convertido en una especie de empresa. Nosotros veníamos a cambiar España, no a ser bisagra ni comodín de nadie. No se puede apoyar a Rajoy ante la sospecha de que si vamos a otras elecciones perdemos escaños. Eso es ser un cobarde. Hay que echarle más valor.

P: -¿Es usted consciente de que esa mano dura de la dirección no siempre se entiende bien y genera deserciones?

R: -No me extraña. Quizá es porque tanto Juan Marín como la dirección de C´s pone siempre los intereses del partido por encima de los de la ciudadanía. Eso es así hasta tal punto que, por ejemplo, la sede del partido en Málaga, en calle Cuarteles, no es de libre acceso. Ahí sólo entran los diputados y sus camarillas. Hace tiempo que estoy pidiendo que me dejen usarla para mantener reuniones con unos colectivos desfavorecidos de Málaga y no son capaces ni de contestarme. Aquí en el caso de Torremolinos fue tremendo lo que se hizo. El modo en que Juan Cassá metió con calzador a Angeles Vergara en la agrupación local sabiendo además, que vive en Málaga. La enchufó en la agrupación local de C´s Torremolinos y la catapultó, la razón no la sabe nadie, pero hubo una gran operación interna para que eso fuera así. Y eso, a pesar de que unos 30 afiliados de Torremolinos se dieron de baja porque no podían soportar sus meteduras de pata. A ver, yo no digo que si salió concejala tenga que dejar de serlo, pero que no da el perfil para la portavocía es evidente.

P: -Se han lanzado críticas a la IV Asamblea Nacional del partido en el sentido de que fue una farsa y estuvo manipulada. ¿Está de acuerdo?

R: -Es que no hay ninguna clase de garantías en el sistema de voto telemático. No hay inspectores que verifiquen los resultados, no se certifica nada. Telemáticamente se puede hacer lo que uno quiera y nadie se entera, como si quieres votar trescientas veces, eso con el agravante de que quien está al otro lado de la web sabe perfectamente quién eres, como te llamas  y a quién votas. El voto tampoco es secreto y eso tiene consecuencias. No sé, son muchas cosas.

Etiquetas: ,
Jose Manuel Bielsa